Puede que Hillary Clinton no esté logrando el amplio margen que su equipo quería en el voto anticipado, pero sigue mostrando una aparente ventaja sobre Donald Trump con aproximadamente un cuarto de todos los votos previstos en las elecciones del 2016 ya depositado.

La campaña de la demócrata había esperado conseguir una cantidad considerable de votos de demócratas en Carolina del Norte y Florida antes de la jornada electoral del 8 de noviembre. Ambos son estados imprescindibles para el candidato republicano.

Sin embargo, los datos de voto por adelantado indican que las cifras de la ex secretaria de Estado no son tan buenas cifras como las del presidente Barack Obama en el 2012.

Las solicitudes de papeletas de probables votantes han sido bajas en zonas del centro-norte, y la participación afroestadounidense también ha caído.

Aun así, los decenas de millones de votos anticipados ya depositados también pueden apuntar a un buen dato de los votantes latinos de tendencia demócrata, lo que daría a Clinton una ventaja considerable en Nevada y Colorado.

En esos estados ya se han depositado más de la mitad de los votos, y los demócratas han igualado o superado su exitoso ritmo del 2012, según datos recopilados por The Associated Press.

La votación por anticipado, ya sea por correo o en centros de votación, ya está abierta en 37 estados. Se han depositado más de 33 millones de votos, que suponen casi 25% de los votos totales previstos en todo el país si la participación es similar a la de 2012. En total, se espera que más de 46 millones de personas —o hasta 40% del electorado— voten antes del martes, según datos de AP.

Los resultados de esos sufragios no se sabrán hasta el cierre de urnas la semana que viene. Pero los primeros datos, como afiliación de partido, raza y otros detalles de los votantes, se ven analizados cuidadosamente para buscar pistas sobre los votos ya presentados.
A continuación, un vistazo a las últimas tendencias:
Las diferencias se estrechan en Carolina del Norte y Florida

En Carolina del Norte y Florida se registraron más votos por correo de demócratas que en comicios anteriores. Pero la gran afluencia de participación, especialmente entre votantes negros, no se ha producido aún.

En Carolina del Norte se han registrado más la mitad de los votos previstos y los demócratas lideran en papeletas enviadas, 43 frente a 32% republicano.

En Florida, más de la mitad de los votantes han cumplimentado ya sus sufragios. Los dos grandes partidos siguen prácticamente empatados.

La participación de votantes negros ha bajado, mientras que la de latinos ha subido.
Auge del voto latino podría impulsar a Clinton

Los latinos podrían dar a Clinton el apoyo que necesita en los cruciales estados del oeste.

En la indecisa Nevada, donde se han depositado la mitad de las papeletas depositadas, los demócratas lideran con 43 frente a 37 republicano.

Más de 1.2 millones de personas han votado en Colorado, la mitad de los votos previstos. Los demócratas conservan la ventaja con 37% frente a 35 por ciento. Por primera vez en unas presidenciales, Colorado vota sobre todo por correo.

En Arizona, donde se han remitido más de la mitad de los votos, los demócratas están abajo por 5 puntos porcentuales. También ha subido ligeramente el número de votos de independientes, cuya afiliación política se desconoce. La participación subió en todas las razas, pero en mayor medida entre los hispanos.

En la republicana Texas, se han presentado 3.3 millones de votos en los 15 principales condados. El estado no da desglose de votos por partidos.

El Economista