Lo dice El Notiver…

Nos cuenta el corresponsal que el diputado Arturo Esquitín de Tuxpan anda enamorado con una de sus colaboradoras, Karla Navarra Velasco, pero su verdadera esposa le fue a armar su mitote a la legislatura y al segundo frente, que ha trabajado con varios diputados, le prohibieron la entrada al Congreso por órdenes de la domadora del diputado.

Que la que manda ya le dio a escoger a Arturo Esquitín: o la diputación o su amiguita por qué a ella le debe la curul, que se gastó 4 millones para que ganara y ahora no va a dejar que el fuero lo goce otra… las malas lenguas cuentan que la señora hasta certificados le compró , vaya hasta el de la primaria.