La Secretaría de Protección Civil (PC) informó que se prevé una semana con cielo parcialmente nublado, con probabilidad para lluvias ligeras a moderadas matutinas y nocturnas en la costa, mientras que en regiones de montaña serán vespertinas a nocturnas, acompañadas de nieblas y lloviznas.

Asimismo, el ambiente diurno será relativamente cálido, aunque fresco a frío por las noches-madrugadas, en especial en las zonas de montaña; incluso, en las partes más elevadas son probables heladas ligeras, condiciones que persistirían hasta mitad de semana.

Durante el jueves y viernes incrementaría la probabilidad de precipitaciones, más significativas en áreas de costa y menores, pero no menos importantes, en montañas; en el litoral, el viento del norte y noroeste podría presentar velocidades frescas y rachas fuertes, de 55 a 65 kilómetros por hora.

Tal situación ocasionaría aumento en el oleaje, de 1.5 a dos metros el jueves, y de dos a tres metros de viernes a sábado, cercano a la costa. Ello generaría ambiente diurno fresco y frío por la noche madrugada.

De igual forma, el potencial para lluvias localmente fuertes a intensas incrementaría en especial en zonas de llanura y costa, donde los acumulados podrían ser mayores de 70 o 100 milímetros en el periodo de jueves a sábado, y menores en zonas serranas.

Por todo lo anterior, la dependencia reitera el llamado a las autoridades municipales y a la sociedad en general a tomar las medidas de previsión necesarias y consultar la actualización de los pronósticos.