La reunión de ambos equipos se lleva acabo en las instalaciones de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), donde su titular, Antonio Gómez, recibió una serie de señalamientos por ser cómplice de Javier Duarte y permitir el desvío millonario de recursos públicos.

El funcionario aseguró que entregarán toda la información que requiera el equipo panista desde la oficina de más bajo nivel hasta el más alto.

Esta primera etapa de entrega-recepción entre el Gobierno saliente y entrante se centra en los recursos que posee Veracruz, sus deudas, contratos vigentes, obras públicas pendientes y terminadas, así como resultados de auditorías internas.

“Estamos abiertos para que encuentren una apertura total, una apertura total y plena, y que este proceso permita a la nueva administración comenzar de inmediato con su gestión”, planteó Gómez.

En la reunión se indicó que a partir del jueves, los equipos designados por Yunes Linares podrán entrar en contacto con todas las dependencias para continuar los procesos de entrega-recepción.

Manuel Muñoz, quien encabezó el equipo del Mandatario electo panista, exigió que los equipos de transición se reunieran desde ya y no hasta el jueves.

Además, pidieron que antes la Sefiplan pague las deudas pendientes, principalmente a la Universidad de Veracruz.

A Gómez le anticiparon que es cómplice de desvíos financieros y le advirtieron que esos delitos merecen cárcel.

“Usted ha sido tapadera del Gobierno de Duarte y ahora de Flavino, usted permitió los desvíos de recursos de las arcas del erario para otros fines”, le reclamó Humberto Alonso Murelli, ex diputado federal por Boca del Río y actual miembro del equipo de transición de Yunes Linares.

“Lo que queremos dejar en claro es la posición de apertura en instrucción del Gobernador y proporcionar toda la información que sea necesaria (…) tengo la seguridad de que existe la transparencia”, respondió Gómez.

El Gobierno del panista recibe un Estado mermado en sus finanzas derivado de diversos desvíos millonarios en la gestión de Duarte, quien actualmente se encuentra prófugo.

La PGR tiene abiertas múltiples investigaciones contra el Mandatario con licencia, así como a familiares y operadores cercanos.

Veracruz enfrenta además un deuda millonaria a proveedores y municipios.

En este contexto, el Gobernador Interino Flavino Ríos pidió a la Secretaría de Hacienda un apoyo urgente de 11 mil millones de pesos.