Gerardo Corrochano, director del Banco Mundial para Colombia y México

Ceremonia de arranque del programa Justicia Cotidiana

Ciudad de México, México

Texto preparado para la intervención

A nombre del Grupo Banco Mundial quiero agradecer la oportunidad de participar en esta ceremonia de arranque del programa Justicia Cotidiana. Gracias en particular a la Secretaría de Economía y al Secretario Ildefonso Guajardo, así como a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria y a su Director General, Mario Emilio Gutierrez.

Es un honor ser uno de los aliados estratégicos del Gobierno de México en esta iniciativa presidencial, cuyas medidas permitirán mejorar en el corto y mediano plazo el acceso a la justicia en el país. Uno de los principales medios para lograr este objetivo será justamente la implementación de una política integral de mejora regulatoria que permita la democratización de la productividad, el impulso a la competitividad y la mejora del ambiente de negocios, la cual estará a cargo de la COFEMER.

En los últimos años, como resultado de su árduo y efectivo trabajo en la evaluación de la calidad de la regulación, la COFEMER _así como la Comisión Federal de Competencia Económica, el Grupo Banco Mundial y diversas entidades internacionales–, han puesto de manifiesto que muchas regulaciones en sectores prioritarios y a nivel de estados y municipios limitan severamente la posibilidad de tener mercados locales abiertos, eficientes y competitivos en México. El Banco de México estima que, en conjunto, la falta de mercados competitivos le cuesta a la economía mexicana alrededor de un punto porcentual del crecimiento del PIB cada año, déficit que según estudios del TEC de Monterrey afecta a los hogares pobres del país en un 20 por ciento más que a los hogares más ricos.

Con el propósito de atender esta problemática de una forma más efectiva, el Grupo Banco Mundial ha creado e implementado por primera vez en México una innovadora metodología (SMAC, por sus siglas en inglés) con el objetivo de identificar sistemáticamente las barreras regulatorias a la competencia a nivel local, así como priorizar y apoyar el proceso de eliminación de dichas barreras. Esta metodología ha sido ya aplicada en tres estados de México (Tabasco, Estado de México y Oaxaca) y ha logrado reformas pro-competitivas tangibles en sectores relevantes para dichos estados, como

  • la flexibilización del horario de funcionamiento de establecimientos comerciales en el Municipio de Oaxaca y
  • la eliminación de reglas restrictivas e inconsistentes en el sector de construcción y el desarrollo urbano en Estado de México.

La aplicación de esta metodología se ha realizado desde el inicio de la mano de la COFEMER, dadas las importantes sinergias que existen entre el proceso de reducción y eliminación de trámites como parte de la simplificación administrativa y la eliminación de barreras regulatorias para el desarrollo de los mercados en sectores prioritarios. La alianza entre el Grupo Banco Mundial y la COFEMER para aplicar, desarrollar y expandir el alcance de esta herramienta a nivel sub-nacional en México, así como para crear un grupo de funcionarios expertos en la materia, es un modelo de colaboración interinstitucional sin precedentes que estamos seguros continuará consolidándose con la implementación de este programa.

El día de hoy presenciamos con mucha satisfacción la consolidación de estos esfuerzos a través del arranque del programa de Justicia Cotidiana y de la firma del convenio de cooperación entre nuestras entidades. Durante los próximos dos años, esta herramienta desarrollada por el Banco Mundial garantizará una base metodológica sólida para el componente de mejora regulatoria a ser ejecutado por la COFEMER. Esta medida promoverá que a futuro, en los 32 estados del país, se eliminen aquellas regulaciones que:

  • permiten que algunas empresas con poder de mercado puedan impedir el ingreso de nuevos competidores,
  • faciliten que las empresas coordinen para elevar los precios de productos básicos para los ciudadanos de forma artificial, y
  • facilitan la discriminación contra otros operadores, impidiéndoles su acceso al mercado.

Con esta iniciativa visionaria, México es el primer país de la región y uno de los primeros en el mundo en emprender una reforma regulatoria favorable a la apertura y creación de mercados en forma sistemática y de gran escala. Como resultado de ello, se convierte en un modelo a seguir para otras naciones que enfrentan desafíos similares, y que ya han mostrado su interés en replicar esta excelente iniciativa. Desde el Grupo Banco Mundial felicitamos y acompañamos con mucho entusiasmo esta iniciativa de las autoridades mexicanas y confiamos en que será benéfica para el desarrollo más eficiente de los mercados del país.