28 de octubre, 2016 — El transporte produce una cuarta parte de las emisiones de gases que provocan el cambio climático, por lo que el desarrollo de sistemas de movilidad sostenibles será crucial para el alcance de la Agenda 2030 y la implementación de sus 17 objetivos.

Así lo afirma un informe sobre transporte sostenible presentado hoy en la sede de la ONU en Nueva York por un Grupo Asesor sobre la cuestión nombrado por el Secretario General.

El documento fue divulgado ante la prensa por los copresidentes del Grupo, el director ejecutivo de la compañía sueca Volvo, Martin Lundstedt, y la alcaldesa de Santiago de Chile, Carolina Toha.

El estudio incluye varias propuestas para que los Estados avancen hacia sistemas de transporte más limpios y eficientes.

“La Agenda 2030 plantea que todas las personas deben tener acceso a sistemas de transporte seguros, asequibles, accesibles y sostenibles. Y esto incluye la seguridad vial, principalmente mediante la ampliación del transporte público”, dijo el directivo sueco.

Lundstedt aclaró que el concepto de transporte sostenible de ninguna manera implica que haya menos transporte, ya que éste es esencial para el bienestar el ser humano porque impulsa el crecimiento económico, crea oportunidades de trabajo y reduce la pobreza y el hambre.

Pero para hacer la transición hacia el transporte sostenible, explicó, se requieren innovaciones audaces y el establecimiento de alianzas entre los Gobiernos, la sociedad civil y el sector privado.

Entre las diez recomendaciones que ofrece el informe, destaca la adopción a corto y largo plazo de estrategias que reduzcan las emisiones de carbono mediante la implementación de nuevas tecnologías.

A pesar de que la disminución de las emisiones constituye un reto enorme, Lundstedt indicó que hay razones para el optimismo porque por primera vez en la historia de la humanidad se cuenta con tecnologías que ofrecen soluciones ecológicas para beneficiar a las generaciones actuales y futuras.

Centro de Noticias ONU