02 de noviembre, 2016 — La impunidad por los crímenes cometidos contra periodistas es desenfrenada, subrayó hoy el Secretario General de la ONU con motivo del Día dedicado a llamar la atención sobre ese flagelo.

De los 827 asesinatos documentados en la última década, solamente el 8% de los perpetradores rindió cuentas por sus crímenes, según datos de la UNESCO.

En su mensaje para la jornada, Ban Ki-moon ofreció un tributo al valor del personal de los medios de comunicación que pone en riesgo la vida para divulgar la verdad y llamó a tomar medidas inmediatas para asegurar justicia en los casos de periodistas atacados, acosados o asesinados.

La Asamblea General de la ONU designó el 2 de noviembre como el día para condenar los ataques y la violencia contra esos trabajadores en conmemoración del asesinato de dos periodistas franceses en Mali, en 2013.

Por su parte, la UNESCO emitió un informe sobre la seguridad de los comunicadores y los peligros de la impunidad, que revela que en 2014 y 2015, la directora general de ese organismo condenó 213 asesinatos, siendo 2015 el más fatal con 115 de esos casos.

Otro importante resultado apunta a que la mayoría de los afectados se encuentra en los Estados árabes, principalmente debido a los conflictos. Por su parte, América Latina ocupa el segundo lugar con el 27% de los reportes provenientes de esa región.

El estudio también hace un análisis basado en el género que demuestra un ligero aumento en el número de mujeres víctimas, aunque los hombres siguen siendo el blanco principal con un porcentaje superior al 90%.

También señala que en 2015 se registró un aumento de asesinatos a periodistas digitales, como los blogueros, pero los que trabajan en televisión representaron el número más alto de fatalidades en los últimos dos años.

En el marco de este día, el director general adjunto de la UNESCO para comunicación e información, Frank La Rue hizo énfasis en las consecuencias de la impunidad para poner fin a esta tendencia.

“Entre todas las razones que provocan violencia contra los periodistas, la más importante es la impunidad. Es la falta de investigación de los actos de violencia y asesinatos. Cada vez que estos actos dejan de ser investigados, sin encontrar a los culpables y sin enjuiciamiento ni castigo, se genera una invitación para que muchos otros casos ocurran”, dijo La Rue.

Es por ello que el primer paso para garantizar la seguridad del gremio es acabar con la impunidad, enfatizó la UNESCO.

Centro de Noticias ONU