La Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunció el aumento de tarifas de energía eléctrica de entre 5.6% y 7.2% para el sector industrial; de un 3.3% para el uso doméstico de alto consumo (DAC) y de entre 3.3% y 5% para el sector comercial.

Desde su campaña electoral, el presidente Enrique Peña Nieto ofreció que las tarifas de energía eléctrica no sufrirían incrementos.

Ya en el poder, y antes de que se aprobara la reforma energética, su gobierno emprendió una campaña de spots en los cuales se prometía que los precios de la luz y del gas tendrían una dosminución.

En un comunicado emitido este fin de semana, la CFE informó que los incrementos se aplicarán a partir de este martes 1 de noviembre.

Precisó que las tarifas eléctricas para el sector doméstico de bajo consumo se mantendrán sin cambio en noviembre de 2016. Así, las tarifas para este sector acumulan una reducción del 2% respecto a las vigentes en diciembre de 2015, añade la CFE.

Con este nuevo aumento, la tarifas para el sector industrial se habrán incrementado entre 25 y 30% en el último año -en comparación con noviembre de 2015-, las del sector comercial acumularán un alza de entre 17 y 23% respecto al año pasado y la tarifa de uso doméstico de alto consumo (tarifa DAC) habrá subido 17% respecto al mismo mes del año previo.

La empresa productiva del Estado justificó las alzas al indicar que el precio del gas natural que la CFE utiliza en sus procesos de generación se incrementó 50.8% en octubre de 2016, respecto a octubre de 2015 y son esos precios, precisó, los que utiliza la Secretaría de Hacienda en la fórmula para calcular las tarifas eléctricas.

“A pesar de este marcado incremento en el precio del gas natural, este combustible sigue siendo cerca de 40% más barato y menos contaminante que el combustóleo en los procesos de generación de electricidad”, indicó la CFE en el comunicado.

Además, el precio del carbón importado aumentó 44% en el mismo periodo, asimismo, el precio del carbón nacional se incrementó en 2%.

En total, el impacto de estos aumentos en los energéticos, se tradujeron en un incremento de 30.9% en el Índice de los Costos de los Combustibles utilizados para generar energía eléctrica de octubre de 2016 respecto a octubre del año pasado, señala la empresa productiva del Estado.

La CFE ofreció que continuará con su estrategia de sustituir progresivamente su consumo de combustóleo y diésel, por fuentes de energía de menor costo y más amigable con el medio ambiente, como el gas natural y la energía hidroeléctrica.
“Gracias a esta estrategia, la CFE logró amortiguar el impacto del incremento de los precios de los combustibles en las tarifas eléctricas”.

APRO