En 2015 cuando la investigadora Tabetha (Tabby) Boyajian detectó un extraño patrón de luminosidad en la estrella KIC 8462852, se despertó la expectativa en muchos investigadores, ufólogos entre otros, en la búsqueda de extraterrestres. Esto se debe a que, en vez de explicar el fenómeno con la presencia de un cinturón de asteroides delante de la estrella o alguna causa física, surgió una hipótesis que indica que delante de la estrella había una superestructura alienígena.

Es por esto por lo que la Universidad de Berkeley se ha sumado a los esfuerzos para intentar detectar cualquier señal extraterrestre proveniente de KIC 8462852 y descubrir la susodicha “megaestructura alienígena”.

Según la especulación la estrella Tabby alberga a una civilización muy avanzada capaz de construir en órbita una megaestructura capaz de captar la energía de la estrella.

Es para esto que, según un comunicado de la universidad, se utilizará al telescopio más potente del mundo para la investigación profunda de la estrella.

“El programa Breaktrough Listen cuenta con el equipo SETI (búsqueda de inteligencia extraterrestre) más poderoso del planeta, y el acceso a los telescopios más grandes”, ha asegurado Andrew Siemion, director del Centro de Investigación SETI de Berkeley y co-director de Breaktrough Listen. “Podemos mirar con mayor sensibilidad y con una gama más amplia de tipos de señales que cualquier otro experimento en el mundo”.

El programa Breakthrough Listen se creó el año pasado y para ello contó con una inversión de 100 millones de dólares, y fue fundada por Yuri Milner, un multimillonario ruso que también está detrás de un proyecto promovido por Stephen Hawkingm, el disparo estelar a Alfa Centauri.

Agencias