Metepec, México, 24 de octubre de 2016.

Para cubrir la demanda de flores en el Día de Muertos, los productores mexiquenses programaron una superficie mayor a 3 mil 400 hectáreas, para cultivar las 8 especies que más se comercializan ese día, considerado la fecha más importante del año para la venta de flores, así que se estima una derrama económica de 978.7 millones de pesos, informó Heriberto Ortega, secretario de Desarrollo Agropecuario.

Detalló que las flores con mayor demanda en esta celebración son: crisantemo, gladiola, clavel, rosa, nube, alhelí, cempasúchitl y terciopelo, que se comercializan del 25 de octubre al 2 de noviembre, tanto a pie de carretera, como en el Floracopio, los mercados de Tenancingo y Jamaica, así como en las Centrales de Abasto de Toluca y la Ciudad de México, principalmente.

Respecto a la flor de cempasúchil se estima obtener una producción superior a 122 mil 600 manojos, cuyo precio promedio será de 30 pesos cada uno; y se comercializarán 1.6 millones de macetas con esta especie, con un costo aproximado de 12 pesos cada una, así como 1.4 millones de macetas con crisantemos y otras especies. De terciopelo se prevé una producción de alrededor de 85 mil manojos que se venderán a 28 pesos cada uno; para el alhelí, se cosecharán 289 mil manojos, con un precio promedio de 35 pesos cada uno; para flor de nube se obtendrán 749 mil manojos, con un precio de 35 pesos cada uno.

Mientras que, para los cultivos de crisantemo, gladiola, clavel y rosas, se programó una superficie de 2 mil 477 hectáreas, para cubrir una parte importante del mercado, pues los consumidores no únicamente buscan flores para arreglar las ofrendas del Día de Muertos, sino para llevar a los panteones, por lo que también cultivaron flores de follaje y relleno.