Por Ana Luisa Guerrero

Ciudad de México. 20 de octubre de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- “Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”, aseguraba Benjamín Franklin sobre el proceso de aprendizaje; actualmente esa es la premisa de Hypnogic para divulgar la ciencia a través de experiencias sensoriales de realidad virtual.

Se trata de una empresa joven fundada en Chetumal, Quintana Roo, por jóvenes emprendedores que, por medio de la tecnología, acerca a niños, jóvenes y público en general al conocimiento de forma diferente y atractiva.

Fue fundada en 2013 con el propósito de ser una alternativa tecnológica y de realidad virtual en las áreas de educación y divulgación de la ciencia, explican Abel Salazar y Paulina Hernández a la Agencia Informativa Conacyt.

“Desde el principio nos planteamos ‘tocar a la gente’ para que tras la experiencia se llevaran el mensaje, porque creemos que se puede aprender de forma diferente y atractiva”, señalan.

En entrevista, los socios fundadores indican que la idea surgió hace unos años cuando se dieron cuenta del “vacío” de tecnología en aplicaciones para la divulgación científica, debido a que la mayoría está enfocada en el entretenimiento, particularmente en videojuegos, y fue que decidieron emprender una alternativa que satisficiera las necesidades en su entidad.

Durante este tiempo han trabajado de manera intensa. El proyecto más reciente es la colaboración que tuvieron con El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) en el montaje de la exposición El Jardín Botánico: donde naturaleza y cultura se unen para la XXIII Semana Nacional de Ciencia y Tecnología, realizada en el Zócalo de la Ciudad de México.

Divulgar la ciencia

Con entusiasmo refieren que su primer trabajo fue el Aula Móvil de Realidad Virtual —para el Consejo Quintanarroense de Ciencia y Tecnología de Quintana Roo (Coqcyt)—, la primera en su tipo en el país que tiene el objetivo de llevar el conocimiento a la población, especialmente a las comunidades más apartadas de la entidad.

Con el uso de tecnologías de última generación, niños y jóvenes aprenden de manera más efectiva a través de experiencias directas que involucran los sentidos; en tanto que despierta en ellos el interés por la ciencia y la cultura. Por su carácter itinerante, el Aula ha visitado los planetarios Yook’ol Kaab, de Chetumal, y Ka’Yok’, de Cancún, además de las comunidades rurales de diversos municipios del estado.

“Para nosotros fue un gran reto porque quisimos incluir las gafas de realidad virtual (que comenzaban a salir al mercado) y aunque comenzábamos nuestra conformación como empresa, decidimos lanzarnos con un gran producto”, dice Abel Salazar, ingeniero en sistemas.

Posteriormente, vino la encomienda de habilitar aulas de realidad virtual en los planetarios Cha’an Ka’an, en Cozumel, y Sayab, en Playa del Carmen, Quintana Roo, para los cuales desarrollaron contenidos didácticos emulando viajes por el Sistema Solar, a Marte y un recorrido virtual en el Fuerte de Bacalar.

En la primera, los asistentes tienen la sensación de viajar por el espacio, ver las estrellas y observar los planetas; mientras que la experiencia Una visita a Marte los sumerge a la atmósfera del llamado “planeta rojo” para conocer su cráter Victoria, las montañas Columbia y el Valle Marineris, el cual es considerado el cañón más grande del Sistema Solar.

Trabajo con Ecosur

La perseverancia y pasión que mueven esta empresa —integrada por siete personas comprometidas— han permitido que los proyectos sean continuos. De tal manera que tuvo frente a sí el gran reto de colaborar con Ecosur en el montaje para el mayor evento de ciencia y tecnología del país.

En cuatro intensos meses de trabajo, lograron montar la exhibición sobre el Jardín Botánico “Dr. Alfredo Barrera Marín”, ubicado en Puerto Morelos, en Quintana Roo; tras haber salido avante de diversos retos.

Paulina Hernández señala que el reto más grande fue tener una buena comunicación con los investigadores responsables del Ecosur, centro público de investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a fin de conformar productos atractivos e innovadores que comunicaran el propósito de la exposición.

“Como empresa fue nuestro primer proyecto de tales dimensiones; trabajamos en un corto lapso de tiempo, lo que nos implicó mucho trabajo; pero consideramos que se alcanzaron resultados muy satisfactorios”, señala.

La muestra fue totalmente interactiva con el propósito de atraer a los visitantes y dejarles el mensaje del trabajo que realiza Ecosur a favor de la sustentabilidad y la preservación de la cultura. Fue así que cada uno de los siete módulos que la integraron tuvieron componentes de realidad aumentada, permitiendo a los visitantes interactuar a través de una aplicación en sus teléfonos inteligentes.

El trabajo de Hypnogic con Ecosur fue de acompañamiento en todo el proceso, desde la creación de contenidos hasta la instalación en la Ciudad de México y el tiempo que se exhibió. Además, el compromiso con la institución fue dotarlos de materiales que les sean de utilidad para otras exposiciones.

Para esta joven empresa, el futuro es promisorio dado que su trabajo habla por sí solo; así que se dicen listos para tomar los nuevos retos que se les pongan enfrente.


Para mayor información, visita
www.hypnogic.com o escribe a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Descargar fotografías.

Ver texto en pdf.


Esta obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.