Algunos sucesos, gracias al filtro mediático por el que pasan, se nos muestran exagerados; parecen un espectáculo tan pasajero como los fuegos artificiales, pero, debido a su viralidad, se vuelven permanentes. Las Paraalegorías de Adela Goldbard combinan el carácter efímero y luminoso de la pirotecnia con la reproducción y opacidad del material audiovisual para ensamblar retazos de realidad y construir una interpretación de ella.

Foto-murales, videos, esculturas, sonidos que encierran explosiones y ladridos forman parte de las piezas de Paraalegorías y dicho conjunto, en vez de explicar algo, incita a buscar diversas perspectivas para acercarse a la realidad y jugar con ellas. De manera simultánea, podría tratarse de un diálogo que la instalación sostiene con las quemas de Judas, referentes de Lobo, o el Helicopterazo, foto-videos de la misma artista.

Una serie de videos que se proyectan en las paredes exhiben explosiones suscitadas en diversos contextos: una gasolinera estalla luego de haber despachado a un taxi; un cajero automático que esparce billetes después de la explosión y un camión, que sirve de transporte público, se vuelve añicos incandescentes. Detonan también una tienda de autoservicio y una oruga militar. Un grupo de personas prende fuego con bombas molotov a un árbol de navidad. Quizá para admirar mejor el fuego, las explosiones anteriores suceden de noche, en lugares poco concurridos. Si algo explota donde no hay testigos, ¿se puede decir que, en efecto, hubo una explosión?

Esparcidos en la sala están los restos de las estructuras que se hicieron estallar con el fin de obtener los videos, también el surtidor de combustible. Hay una esfera azul que tiene una puerta por la cual se puede ingresar; una vez dentro, podemos asomarnos al entramado simple que la conforma. Lo que volverá espectacular a dicho cuerpo será la distancia desde donde se vea y las luces con las cuales se ilumine.

Paraalegorías prende fuego a los hechos que, a primera vista, sólo pueden ser leídos de una manera. Con las cenizas elabora una réplica de tales sucesos y deja en el asistente la decisión de hacer con ellos lo que quiera.

Carina Vallejo Fuentes

Paraalegorías de Adela Goldbard se exhibe en Casa del Lago del 22 de octubre al 14 de febrero del 2016. Consulta los horarios de visita en: www.cultura.unam.mx.

Cultura UNAM