Preocupa la falta de información sobre los aparatos inhibidores de señal de celular en las cárceles: Luis Mendoza  

11 de Octubre de 2016

* Se han asegurado 90 chips de celulares, 125 aparatos de telefonía celular, 294 directorios y 3,846 hojas de directorios telefónicos

Al considerar que los operativos implementados en las cárceles capitalinas no funcionan, ya que continúan las llamadas para sobornar a través de celulares, el diputado Luis Mendoza Acevedo, Vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PAN en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), exigió un informe sobre esta situación a Patricia Mercado, Secretaría de Gobierno del Distrito Federal.

Durante la comparecencia de la funcionaria ante el pleno de la ALDF, comentó que datos de la Dirección Ejecutiva de Seguridad Penitenciaria, “nos encontramos con la preocupante realidad de que hasta el momento se han asegurado 90 chips de celulares, 125 aparatos de telefonía celular, 294 directorios y 3846 hojas de directorios telefónicos”.

Lo anterior, dijo, nos hace presumir la incapacidad de las autoridades frente a la compleja y bien estructurada organización de los internos para la comisión de delitos desde el interior de los centros penitenciarios y más grave aún, de la simulación del funcionamiento de las antenas de bloqueo de señal celular en donde tampoco tenemos información al respecto para establecer acciones desde la ALDF.

El legislador Luis Mendoza Acevedo manifestó su preocupación por la situación que prevalece en las cárceles de la Ciudad de México, por lo que desde hace siete meses espera una respuesta sobre este tema por parte de la Secretaría de Gobierno.

“Queremos conocer el estado de los aparatos inhibidores de señal cular al interior de los reclusorios de la Ciudad y la forma de ejecutar los recursos federales para la implementación de estos aparatos”, indicó.

Sobre los derechos humanos, manifestó que es una situación grave hacía el ámbito penitenciario, ya que suman 65 recomendaciones, de las cuales únicamente se han atendido 32, lo que representa el 49.23 por ciento y “nos deja ver un rezago en materia de atención”.

Por eso, exigió poner una mayor atención sobre este tema, ya que es cuestión de seguridad.