Enfatizó que las adjudicaciones de los dos primeros años de Gobierno “se sitúan por sobre el nivel histórico que, calculado para el período 1993-2016, se estima en 635 millones de dólares al año”.

Esta mañana, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, participó en el Sexto Congreso Nacional de Concesiones, organizado por Copsa en CasaPiedra, y que se llamó “Un ejercicio de confianza para Chile”.

En la ceremonia destacó que “las concesiones representan un modelo exitoso de acción conjunta. ‘Una Política Exitosa’ que ha permitido a Chile crecer en infraestructura, contar con mejores autopistas, con mejores aeropuertos, y adjudicar una cartera de inversiones cercana ya los 19 mil millones de dólares desde sus inicios, hace más de 20 años, con la construcción del túnel El Melón”, dijo en relación a la obra que comenzó a operar en 1995.

En este sentido, afirmó que “este aporte para el país ha sido reconocido transversalmente y, desde el inicio de nuestro Gobierno, nos planteamos una tarea fundamental, junto al Ministerio de Obras Públicas: impulsar y dinamizar la cartera de concesiones, de acuerdo con los desafíos de nuestro país para las próximas décadas”.

La Jefa de Estado explicó que “considerando las necesidades de desarrollo de nuestro país, se estableció una amplia cartera de proyectos, reunidos en la ‘Agenda de Infraestructura, Desarrollo e Inclusión Chile 30.30′, que organiza las prioridades de inversión tanto para el Estado como para la acción conjunta con el sector privado, a través del sistema de Concesiones, con visión de futuro”.

Añadió que “hemos dado pasos muy importantes para impulsar la adjudicación de proyectos y materializar inversiones que son fundamentales para dinamizar nuestra economía, generar empleo y asegurar una infraestructura apropiada para nuestra competitividad dentro de los próximos años”.

Entre marzo de 2014 y marzo de 2015 se adjudicaron 1.100 millones de dólares en obras concesionadas -correspondientes tanto a nuevas concesiones como a nuevas obras en concesiones vigentes-.

“Cumplimos así la meta que nos habíamos planteado para el primer año de Gobierno, y entre ellas se encuentran proyectos tan necesarios como la construcción del nuevo complejo fronterizo Los Libertadores, la relicitación del aeropuerto Arturo Merino Benítez y el nuevo puente industrial sobre el río Biobío”, contó la Mandataria.

Asimismo, explicó que “entre marzo de 2015 y marzo de 2016, se cumplió nuevamente la meta de concesiones, que para ese período era de 1.500 millones de dólares. Incluso se superó un poquito, con la adjudicación de contratos por 1.582 millones de dólares, incluido el Embalse Punilla, la re-licitación del Túnel El Melón y la cartera de proyectos del plan de Mejoramientos de Carreteras”.

La Presidenta enfatizó que “esto sitúa las adjudicaciones de los dos primeros años de Gobierno, por sobre el nivel histórico que, calculado para el período 1993-2016, se estima en 635 millones de dólares al año”.

Desde marzo de este año, además, ya se han adjudicado obras por 850 millones de dólares. Entre ellas el aeropuerto Carriel Sur de Concepción y el camino Nogales-Puchuncavi. Y se encuentran en proceso de licitación iniciativas por 985 millones de dólares, como la cuarta concesión del aeropuerto Diego Aracena, de Iquique, y la concesión Américo Vespucio Oriente, Príncipe de Gales-Los Presidentes.

“En otras palabras, durante este Gobierno se habrán adjudicado obras por más de 4.800 millones de dólares y se habrán realizado licitaciones por más de 6 mil millones de dólares”, dijo, y añadió que “el Gobierno va a poner todo de su parte, y espero lo mismo de los parlamentarios de todos los sectores, para que podamos aprobar a la brevedad estas iniciativas claves para nuestro desarrollo, y que nos permita a nosotros tener mayor agilidad en cómo poder asegurar que estas excelentes visiones se concreten”.

Al finalizar su discurso, dijo que “ningún modelo, a pesar de ser exitoso, puede permanecer estático en el tiempo. Las necesidades de su entorno cambian, y las condiciones políticas, institucionales y económicas, también lo hacen.

Necesitamos entregar mayor estabilidad y certeza a las inversiones, y la Agenda Chile 30.30, el Fondo de Infraestructura y la Dirección General de Concesiones, son pasos significativos en este camino”.

Y concluyó que “el trabajo conjunto entre el sector público y privado es y seguirá siendo positivo para el país, puesto que constituye una herramienta indispensable para el desarrollo. Y las instancias como este Congreso anual organizado por COPSA, son sin duda esenciales para reflexionar sobre los logros y también sobre los desafíos para perfeccionar su funcionamiento, pero por sobre todo, también para garantizar su continuidad en el tiempo”.

Para compartir esta galería, se debe copiar y pegar el siguiente código en su página web: