Presidenta asistió a la ceremonia de inauguración de la 91 reunión ordinaria del Consejo Directivo del Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes.
“El desarrollo de nuestras naciones no será posible si no contamos con sistemas de protección y garantías de derechos para nuestros niños, niñas y adolescentes que sean sólidos, efectivos y ajustados a la realidad de cada una de nuestras naciones”, afirmó.

En el Patio de Las Camelias del Palacio de La Moneda, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, acompañada por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Jaime Campos; de Salud, Carmen Castillo; y de Relaciones Exteriores (s), Edgardo Riveros, participó en la ceremonia de inauguración de la 91 reunión ordinaria del Consejo Directivo del Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes (INN)-OEA.
Este encuentro tiene como uno de sus principales objetivos discutir las acciones y procesos que vienen realizándose en base al Plan de acción 2015-2019.
“El año pasado se definió una nueva hoja de ruta para el organismo, el Plan de Acción 2015-2019. Y en él, los países hemos priorizado temáticas claves, como las diferentes violencias que vulneran los derechos de los niños, niñas y adolescentes; acciones específicas para la primera infancia; cómo enfrentar la violencia y la explotación sexual; los sistemas de responsabilidad penal adolescente y el derecho a la participación, entre otros”, sostuvo la Mandataria.
Durante su discurso, la máxima autoridad del país dio cuenta de los avances de su Gobierno en esta materia: “Hemos puesto en marcha un Plan de Acción concreto, un “Compromiso con la infancia desvalida”, donde reconocemos la deuda histórica que tenemos con la niñez y la adolescencia vulnerada en sus derechos”, señaló.
La iniciativa cuenta con tres ejes de acción:
En primer lugar garantizar que los niños y niñas bajo protección del Estado sean prioritarios en las prestaciones de políticas públicas, especialmente en materia de salud.
En segundo término, mejorar la calidad de las prestaciones en los centros de atención, con mayor fiscalización de parte del Estado en aquellos que son de administración delegada. Además de la inyección inmediata de recursos para mejorar las condiciones de los centros de atención.
Y por último, impulsar los cambios estructurales al sistema de protección de derechos de la infancia y la adolescencia. Se crearán dos instituciones nuevas que se hagan cargo, por un lado de la protección de menores que han sido vulnerados en sus derechos, y por otro, de un servicio específico para quienes son infractores de ley.
“Así, estamos reafirmando con acciones concretas el papel que al Estado le corresponde como principal responsable de velar por la protección de niños, niñas y jóvenes”, destacó.
Y al finalizas sus palabras, la máxima autoridad del país destacó la importancia de estas políticas sociales para el avance del país.
“El desarrollo de nuestras naciones no va a ser posible si no contamos con sistemas de protección y garantías de derechos para nuestros niños, niñas y adolescentes que sean sólidos, efectivos y ajustados a la realidad de cada una de nuestras naciones”, subrayó.

Para compartir esta galería, se debe copiar y pegar el siguiente código en su página web: