El presidente Mauricio Macri encabezó en San Juan el lanzamiento del proceso de precalificación de empresas para la construcción del túnel Paso de Agua Negra, que unirá a esa provincia con el puerto chileno de Coquimbo, y sostuvo que estas son “las obras que generan transformaciones y que son sinónimo de esperanza y no de corrupción”.

[embedded content]

“Este es el camino, conectar a nuestra gente con el resto de los argentinos y a los argentinos con el mundo”, afirmó durante la ceremonia que compartió con el gobernador de la provincia, Sergio Uñac, y con el ministro de Obras Públicas de Chile, Alberto Undurraga.

Macri subrayó que esa es la vía a seguir “para llegar a pobreza cero y para que cada día más argentinos tengan la oportunidad de salir adelante con su propio esfuerzo y su propio trabajo”.

Macri apuntó que “todos sentimos que llegó la hora de emprender un camino como el que emprendieron los hermanos del pueblo chileno, que vienen creciendo hace décadas y resolviendo sus problemas de base, que son nuestro desafío”.

Destacó la necesidad de “trabajar en conjunto independientemente de a qué partido pertenezcamos y de dónde vengamos”.

Y pidió que “derribemos prejuicios, concentrándonos en la tarea, que es el desarrollo y la generación de oportunidades para cada argentino en cada rincón del país”.

El Jefe del Estado sostuvo que “todos estos proyectos van a generar futuro, nuevas oportunidades”, y afirmó que “hay que seguir invirtiendo en lo que se genere; lo que traiga la minería debe ir a la reinversión para seguir ampliando otras inversiones”.

También participaron del acto, celebrado en el autódromo Eduardo Copello, en la localidad de Rivadavia, los ministros de Transporte, Guillermo Dietrich, y de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay y los diputados nacionales Eduardo Cáceres y José Luis Gioja, entre otras autoridades.

Con un costo estimado de 1.500 millones de dólares y financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la obra del túnel Paso de Agua Negra unirá a la provincia de San Juan con la región chilena de Coquimbo, donde se encuentra el puerto homónimo.

El emprendimiento argentino-chileno será componente principal del proyectado corredor bioeceánico.

No sólo dinamizará la circulación del transporte de cargas en esta zona de frontera, sino que también facilitará el enlace con el amplio espacio productivo del centro, norte y litoral argentino y con el estratégico puerto de Porto Alegre en el sur de Brasil.

Atravesará la Cordillera de los Andes a una altura de 4.080 metros sobre el nivel del mar mediante dos túneles dobles independientes de 13,5 kilómetros de longitud y de dos carriles cada uno.

Además, el plan prevé la pavimentación de los accesos y la construcción de un moderno centro de atención fronteriza.

Este nuevo paso binacional se complementará con el de Cristo Redentor en Mendoza y se convertirá en una importante vía alternativa durante los cierres temporarios de aquél por las tormentas invernales.

Es que, a pesar de su mayor altitud, Agua Negra tiene una precipitación nívea estadísticamente tres veces menor.

La construcción del túnel generará oportunidades de empleo y de desarrollo de tecnologías.

Tendrá un plazo de ejecución de entre ocho y 10 años y estará bajo la órbita de la Entidad Binacional Túnel de Agua Negra (EBITAN), integrada por representantes de ambos países.

El gobernador Uñac agradeció la “voluntad política” del presidente Macri para acelerar la puesta en marcha de la obra, que “fortalece al federalismo y que va a ser un ejemplo para toda la región”, aseveró.

El mandatario sanjuanino puso de relieve también las medidas tomadas por el Gobierno nacional, que contribuyeron a “consolidar el desarrollo de los proyectos mineros metalíferos y no metalíferos que tenemos en San Juan”.

“Además, aumentó significativamente el clima de negocios en nuestra provincia y han aumentado las exploraciones haciéndonos pensar que vamos a tener más explotación como en el resto de las provincias mineras argentinas”, agregó.

A su turno, el ministro de Obras Públicas de Chile, Alberto Undurraga, remarcó que “argentinos y chilenos tenemos una rica historia de integración”.

Pero afirmó que “en las sociedades modernas los sueños tienen que ser más importantes que los recuerdos”, y dijo que la construcción de este túnel se inscribe en el marco de esa visión, porque refuerza la integración y crea condiciones para que “podamos construir un mejor futuro para nuestros países”.